Fecundación

La muestra de semen es procesada a través de una técnica conocida como capacitación espermática, cuyo objetivo es incrementar el potencial de fertilidad de los espermatozoides. En este proceso se emplean una serie de técnicas de lavado y centrifugación que eliminan restos celulares, bacterias, leucocitos, espermatozoides de mala calidad y secreciones seminales.


Una vez obtenidos, los mejores espermatozoides se colocan junto con los óvulos de mejor calidad en una placa de laboratorio para permitir que la fertilización tenga lugar. Generalmente, el espermatozoide tarda unas cuantas horas en fertilizar al óvulo.

Es importante señalar que entre más óvulos logren recuperarse mayor será la oportunidad de éxito de la fertilización in vitro. En una buena punción ovárica se obtienen entre 10 y 20 óvulos.

Fecundación in Vitro ICSI


La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es un procedimiento relativamente nuevo que permite que parejas con casos graves de infertilidad masculina puedan ser candidatos a la fecundación in vitro sin la necesidad de usar semen de un donante.

Se recomienda cuando:

  • Existe una baja concentración de espermatozoides en el semen.
  • AZOOSPERMIA: No hay espermatozoides en el semen.
  • AstenoZOOSPERMIA: Existen problemas de movilidad. / TERATOZOOSPERMIA: Morfología de los espermatozoides.
  • El ADN de los espermatozoides tiene un alto grado de fragmentación.
  • Si el espermatozoide por si mismo no tiene capacidad de fertilizar al óvulo.
  • Si es imposible obtener una muestra de semen por medio de eyaculación.

Regístrate y cumple tu sueño

¿Qué sigue?

Cultivo de Embriones

siguiente paso →


Contenidos Relacionados