Transferencia Embrionaria

Los embriones son colocados dentro del útero materno mediante un catéter muy fino que se introduce vía vaginal. Esta técnica se conoce como transferencia de embriones, es indolora, dura tan sólo unos minutos y se realiza bajo guía de ultrasonido abdominal.

Una transferencia de embriones se puede realizar en cualquier momento del desarrollo. Hay centros en los que se transfiere en estado de cigoto, en día 2 o en estadio de mórula. Sin embargo, regularmente se realiza la transferencia en día 3, en estado embrionario temprano, o en día 5, en estado de blastocito o blastocisto. Ambos momentos ofrecen sus ventajas y sus desventajas.

Según si los embriones están congelados o no se distinguen dos tipos de transferencias:



El número de embriones que consigan introducirse en el endometrio dependerá principalmente de cuántos embriones se hayan transferido, de su calidad y de la receptividad del endometrio.

Al transferir dos o más embriones no significa que necesariamente se vaya a producir un embarazo gemelar. Es posible que implanten los dos, pero también que solo lo haga uno o incluso ninguno.


Pasos de la transferencia


El proceso de la transferencia de embriones al útero consta de los siguientes pasos:

  1. Se coloca un espéculo estéril en la vagina
  2. Se limpia la vagina con suero fisiológico
  3. Se limpia el cérvix con medio de cultivo y se aspira el moco cervical
  4. Se cargan los embriones en el catéter
  5. Se introduce el catéter por la vagina y se atraviesa el cérvix para llegar al útero
  6. Los embriones se depositan lentamente en el fondo uterino
  7. Se retira suave y lentamente el catéter

Regístrate y cumple tu sueño

¿Qué sigue?

Agendar tu Programa Diagnóstico en Ingenes

siguiente paso →


Contenidos Relacionados